El amor, problema de salud pública?

Quién diría que en una de esas cadenas de radio en las que hablan y no se cansan de hablar, que cuando suena música es una novedad de hace 20 años, sacara yo una información bastante interesante.

En un momento de delirio intelectual sintonicé un poco de cultura, y me encuentro con una teoría del amor que soporta algunas de mis ideas y acciones y que me coloca en una posición no tan extraña ni anormal, como algunos podrían decir.

Un tal Walter Riso dice que el amor es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad, con origen en la visión de novela romántica del amor como factor esencial en nuestra vida. Esta visión tan idealizada del amor es la que crea sufrimiento a tantas personas, como dice este psicólogo clínico.

El amor, como las amistades, se eligen, y se alimenta con la voluntad. El amor no sale del corazón, tiene una parte muy imporante que proviene del cerebro. Esto apoya mi gran frase: “El amor no se acaba si no se deja de amar”, que otro día ya comentaré.

Eso que tantas amigas me han dicho… “no puedo controlarlo, me gusta! Hay cosas que uno no puede escoger, pasan, y ya está.” Pues ahora un psicólogo me ha dado la razón. Nosotros somos dueños de nuestra vida, incluso dominamos un sentimiento tan desconocido como el amor. Sólo deberíamos conocerlo, y como dice Walter, desmitificarlo. La sociedad nos ha hecho creer que el amor es sólo un eros constante, pero el amor no es sólo deseo, es amistad, complicidad, ayuda hacia el otro.

En otros términos, el amor es como un cilindro, y necesita todos los componentes para ser un amor real, con futuro y sin sufrimiento. El amor se compone de la base del cilindro: el eros (la pasión), la cima es el  ágape (compasión y altruismo),  y el cuerpo que da forma al cilindro, la filia (la amistad, la conexión), es el día a día que da sentido a ese amor.

No seamos esclavos del amor. Hay amores que nos convienen y otros que no, y hemos de ser muy conscientes de ello. 

Amemos con la razón y el corazón.

El día que me digan que pienso demasiado… diré: lee a Walter Riso.

 

 

2 Replies to “El amor, problema de salud pública?”

  1. Por cierto el tal walter es un gilipollas!!!
    Espero que todo lo que has escrito haya sido un copiar y pegar, porque tela marinera , lo que escribo yo al lado de ” el amor, problema de salud publica” es la repera.

    Perdon , me quedaba esto por decir!!

  2. Walter este, dice que es un problema porque a veces amamos a quien no nos conviene y sufrimos innecesariamente. Y por lo que parece, demasiada gene sufre por amor, porque se empeña a amar por capricho y no utiliza la razón… en fin, no creo que te convenza en un post…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s