La empresa hippie

Hoy he ido a una mesa redonda sobre el nuevo rol de product manager que se realizaba en EADA. Durante la mayor parte de la charla no han dicho nada que no se vea en las ofertas de trabajo: buscan a una persona flexible, motivada, con actitud, resolutiva, enfocada a los resultados, apasionada, que aguante la presión y se adapte a los cambios, persistente, que arriesgue aunque choque contra un muro, positiva, que siempre llegue al trabajo con una sonrisa, con liderazgo lateral (sin jerarquía), negociadora, con inteligencia emocional.  Te suena, ¿verdad? Si, buscan a la persona perfecta que obviamente no existe.

El título de la mesa redonda era El nuevo rol de PM, y para mi aquí no hay nada nuevo! Hace 7 años que estoy en el mercado laboral de mi profesión y siempre he escuchado lo mismo! Que diferencia hay? Es verdad que ahora más que nunca necesitan a gente con más flexibilidad. Si, con la flexibilidad de que bajen los sueldos, de que si han echado a compañeros hagan también su trabajo, etc.

Y una cosa que han destacado ha sido que el PM debe tener valores. (Mencionaban que los recién licenciados carecen de esto). Me he quedado con las ganas de preguntar a qué valores se refereían, sí que han mencionado honestidad y fidelidad a la empresa (aunque dicho de otra manera).

Para mi una persona con valores es honesta, íntegra, respetuosa, justa, generosa, responsable y seguro que  muchos otros más.

Pero yo me pregunto, o más bien afirmo, ¿qué  tipo de persona con estos valores tiene como cualidades todo lo que han descrito de un product manager? Alguien con valores no puede ser 100% fiel a la empresa, 100% flexible a lo que demande la empresa o el mercado, no puede estar constantemente dedicando esfuerzos emocionales en superar las frustraciones de darse constantemente con muros, ni ninguna persona normal puede estar SIEMPRE con ánimos deltante de estas situaciones! Y encima, cuando decían algo coherente, añadían la coletilla:  bueno. claro, todo dentro de unos límites porque una empresa siempre tiene que tener beneficios….

No hablo por resentimiento propio, sólo que me indigna que directivos que se tildan de ser innovadores, de buscar talentos de diferente forma, de haber evolucionado caigan en tales hipocresías.

Yo seré directiva y crearé una empresa hippie con todas las contradicciones que esto conlleva. Sólo tengo que descubrir cómo. Pero lo haré. Yo de momento dejo la titulitis marketiniana y sigo mi formación en el teatro y como persona, que seguro que me lleva más lejos o más cerca de la felicidad.

One Reply to “La empresa hippie”

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s