9 consejos anti-estrés con Mindfulness

Atrapa cada instante

Como comentaba en el post anterior, la práctica de Mindfulness es una medicina anti-estrés, es la atención plena en el aquí y el ahora y conlleva muchísimos beneficios como podéis ver en la web de la Sociedad Mindfulness y Salud.

De un curso que hice de Mindfulness con Concha Pinós, extraigo algunos consejos para incorporar en nuestro día a día. Sigue leyendo sólo si tienes unos minutos de tranquilidad. ¿OK?

Consejos anti-estrés:

  1. Cuando te levantes por la mañana, haz algunas respiraciones conscientes y chequea atento todo tu cuerpo.
  2. Mientras te lavas los dientes o te duchas, siente el agua que cae, la pasta de dientes, el jabón, la toalla en la que te secas, el pie húmedo que toca el suelo… date cuenta de lo que estas haciendo.
  3. No salgas corriendo al coche, al autobús o al metro. Hazlo lentamente y conecta tu cuerpo con la naturaleza. Búscala en las hojas de un árbol, en las nubes, en el mar. Busca donde esta la naturaleza en tu calle y estate atento contemplándola.
  4. Levántate antes si crees que no tienes tiempo para todo esto.
  5. Cuando llegues a tu lugar de trabajo, céntrate unos segundos antes de iniciar el día y planifícate mentalmente. Intenta conectarte con el momento e intenta mantener esa actitud de calma todo el día.
  6. Cuando llegue la hora de comer, procura hacer los ejercicios de “comer plenamente atento”. Come lentamente, trata de ser consciente del sabor y la textura de la comida.
  7. A media mañana y media tarde, para, deja lo que estás haciendo y respira conscientemente. Prográmalo, ponte una alarma y asócialo con ciertas rutinas o actividades. Por ejemplo,  tomarte cinco minutos para estirar las piernas, tomar un te. Y sobretodo respira profundamente.
  8. De vuelta del trabajo, haz un chequeo atento antes de entrar en tu casa, no lleves energías contaminantes de otros entornos. Fíjate en las tensiones que advierten tu cuerpo. Trata de soltar las emociones, sentimientos, perturbaciones y conscientemente respira y relájate mientras respiras.
  9. Ya estas en casa, date un tiempo para tomar consciencia de como pasas de un ciclo a otro ciclo. Con calma. Dedícate a revisar ¿que ha sido positivo en el día de hoy? ¿Que me gustaría cambiar? Apúntalo en tu diario para enfrentarte y responder a estas cuestiones.

Empieza ahora. Haz dos respiraciones profundas.  Cierra los ojos. Siente como se hincha tu vientre en la respiración, como se hincha el pecho y se vuelve a deshinchar. Nota todas las partes de tu cuerpo, haz un escáner desde los pies hasta la cabeza, despacio. Y finalmente visualiza lo que tienes alrededor, sin juzgar.

¿Estás listo para abrir los ojos y vivir la vida plenamente?

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s