Construir un hogar para construir una vida

Ahora tengo varios frentes en los que me gustaría incidir para construir mi vida de fantasía, y uno de ellos es ordenar, organizar y decorar mi pisito. Tengo una fuerte inquietud que me lleva a hacerlo, más que la enorme cantidad de iniciativas fantásticas que tengo en mente (y otras que ya estoy arrancando). Teniendo en cuenta mi pasado, es muy curioso que yo me quiera centrar en esto, pero así son las maravillas de los cambios interiores, que se reflejan en el exterior.

Me instalé en mi hogar de forma provisional, como campo base para empezar las peripecias de mi vida de fantasía, viajar y descubrir nuevos lugares para vivir. Pero mi evolución ha empezado en mi ciudad natal con viajes durante las vacaciones en lugar de tener una evolución al estilo trotamundos. A veces nosotras mismas nos sorprendemos con caminos inesperados para llegar a nuestros deseos.

Después de más de 4 años de haberme mudado a mi piso actual, me he dado cuenta de que tener la mente divagando en otro lugar hipotético me aleja de vivir en un ambiente acogedor. Y por supuesto, me aleja del presente.

Creo que es importantísimo soñar, y yo lo hago muy a menudo, pero el equilibrio, o el camino del medio del que hablaba Budha, es un buen espacio por el que caminar. Tengo deseos de viajar, y ya lo hago y más que lo haré, pero eso no se contradice con vivir en un hogar en el que me sienta cómoda. Parece una afirmación muy obvia, pero cada vez que buscaba muebles o cosas para la casa, pensaba que ese dinero lo podía utilizar para otro de mis viajes al otro lado del mundo o para formarme como persona y disfrutar jugando (por ejemplo cursos de teatro, clown, PNL, yoga, etc.). Como deducirás, antes ponía estos dos tipos de inversiones en una balanza y siempre ganaba invertir en viajes y en formación, pero ahora algo ha cambiado.

Al regresar de Bali el pasado agosto, volví con unas ganas imperiosas de decorar y adecentar mi piso. Puede que influyera la maravillosa y también recargada decoración típica de la isla. Hice algunos cambios basado en estructuras de palets. Me encanta el estilo de decoración blanca, sencilla, casi rústica, combinado con maderas y mimbres.

Pues ahora tengo otra época en la que necesito estar cómoda donde duermo, escribo, donde planeo mis siguientes pasos y sobretodo, donde medito y me intento acercar a lo que desea mi corazón. Y para escucharme bien necesito que mi hogar esté en equilibrio.

¿Adónde me llevará esto? ¿Por qué tengo constantemente imágenes mentales sobre decoración?

Pues parece que establecer una buena base para construir una vida de fantasía es fundamental. Y el hogar es una viga imprescindible, al menos para mí. Y no es tanto a nivel físico, sino que es más bien simbólico. No puedes empezar a construir sin una base sólida, tu hogar, tú misma.
Así que para construir tu vida de fantasía, no olvides construir también tu hogar.

Hasta la próxima, ¡fantástica!

 

(Post original publicado en Vidas de Fantasía)

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s